¿Quién es el responsable y cuáles son las vías de transmisión?

El Chagas es una parasitosis producida por el Trypanosoma cruzi. Este parásito cumple parte de su ciclo de vida en el tubo digestivo de las vinchucas y otra parte en la sangre y/o tejidos de mamíferos, incluidos los seres humanos.

El parásito se puede transmitir de diferentes formas:

  • Vía vectorial: Por una “vinchuca” o “chinche” infectada
  • Vía vertical: De una persona gestante infectada a su/s hijos/as durante el embarazo o el parto

  • Vía transfusional: Mediante la transfusión de sangre o trasplante de algún órgano infectado con el parásito

  • Vía oral o por accidentes de laboratorio: Mediante el consumo de alimentos o bebidas contaminados con el parásito o por accidentes durante la manipulación del parásito

¿Cómo NO se transmite?

  • Por compartir un mate o cualquier otra bebida,
  • A través de la leche materna,
  • A través de relaciones sexuales,
  • A través de la saliva, besos o abrazos.

¿Cuál es la evolución de la enfermedad?

Una vez que el parásito ingresa al cuerpo por el torrente sanguíneo, comienza un proceso en el que se pueden diferenciar distintas fases o etapas:

Fase aguda: Dura entre 15 y 60 días posteriores a haber contraído el parásito, sin síntomas aparentes o característicos de la enfermedad. Pocas personas presentan fiebre prolongada, diarrea, dolor de cabeza, cansancio, etc.

Fase indeterminada o crónica asintomática: Puede durar varios años o incluso toda la vida.

Es importante mencionar que 7 de cada 10 personas infectadas con el parásito se pueden encontrar en esta situación y no desarrollarán la enfermedad.

Fase crónica sintomática: Aproximadamente 3 de cada 10 personas que tienen el parásito entran en la etapa crónica luego de 20 o 30 años de haberlo contraído. En esta fase, el órgano más frecuentemente afectado es el corazón y, en menor medida, pueden presentarse daños en el sistema digestivo y/o en el sistema nervioso.

¿Cómo uno/a se da cuenta si tiene Chagas?

La forma de detectar si uno/a tiene el parásito es mediante un análisis de sangre específico para Chagas.

¿Hay tratamiento? ¿Cuál sería?

Actualmente las únicas drogas disponibles son el Benznidazol y el Nifurtimox.

El tratamiento es más efectivo cuanto antes se realice. En niños/as y adolescentes atravesando la etapa aguda posee un éxito de curación del 70 al 95%. No obstante, es fundamental tener en cuenta que en cualquier etapa de la enfermedad o edad del paciente, el tratamiento debe ser adecuadamente supervisado por un personal de salud.

¿Qué hacer si estás embarazada y sospechas tener Chagas?

A toda persona gestante embarazada se le debe realizar el diagnóstico para Chagas. En caso de resultar positivo, la persona gestante debería recibir controles clínicos específicos durante el embarazo y, luego del parto debería ser atendida con los criterios de atención para las personas en fase crónica.

En Argentina, existen leyes que amparan tanto a la persona gestante como al/a la niño/a. Todo/a bebé/a de una madre persona gestante que tiene el parásito, debe ser incluido/a al nacer en un protocolo de seguimiento específico para determinar si ha contraído el parásito por esta vía.

Conocer la ley
Más información sobre el Chagas

Ilustraciones: Carlos Julio Sanchez

¡SE PARTE DEL PROYECTO! Descarga la app